sábado, 19 de abril de 2008

Humo en Buenos Aires


Vine a Buenos Aires por esta semana dentro de mi viaje a New York y me encontré con el humo que está cubriendo toda la ciudad y sus alrededores. No voy a hacer un megapost con fotos y videos del fenómeno, creo que ya hay suficientes en Clarín y La Nación... La verdad que lo que más me preocupa es la gente que camina por la calle. Hace como 4 o 5 días que no veo a nadie sonreír caminando por Buenos Aires. La verdad, es tristísimo. Me asusta un poco cómo pueda reaccionar la gente, que por ahora no se movilizó ni protestó ni nada; por lo general somos un pueblo propenso al estallido y esto es algo que nos afecta a todos. Quizás esto venga en los próximos días si la cosa no mejora.

No elegí una buena semana para volver, y ahora tendré que ver si el avión que me tendría que llevar de nuevo a New York hoy puede despegar... Deséenme suerte. Mientras tanto, alguien leyó el cuento que posteé esta semana acá abajo? Y péguenle una leída a "La Niebla", un cuento que escribí el año pasado, con algunos paralelismos con el fenómeno que nos acosa estos días.

15 comentarios:

Luciano dijo...

Ya contaré cómo me fue con el vuelo...

Un saludo a todos!

ceci dijo...

En la semana que estuvo acá yo sí sonreí mientras caminaba por la calle

Espero que tenga un buenvuelo, y mucho patapatapata-pon.

Rambo dijo...

No quiero ni verte por acá hasta que te comas uno de esos panchos de las calles de Nueva York y me digas que son los más ricos del mundo.

Buen viaje y cuando vuelvas prometo cambiar mi cara de culo (aunque lo mío no es por el humo, el campo ni los K)

Luciano dijo...

ceci: Esta no es la única regla a la que usted es excepción.

rambo: Jajaja me había olvidado de lo de los panchos!! Suerte con lo de la cara...

Y sí, por si a alguno le interesa, pude llegar bien a NY...

Saludos a todos!!

Jes dijo...

Yo leí el cuento de la niebla, estoy segura, pero no me acuerdo de qué se trataba así que ahora lo voy a leer de nuevo.

Con respecto al humo y la gente: es un poco difícil andar por la calle como si nada cuando tenés una nube de humo que no te deja ver nada, que te apesta todo, incluyendo tu casa, y encima provoca más y más accidentes como si no hubiera suficientes. Pero tenés razón, es tristísimo que así sea y no creo que una movilización solucione algo en este caso, sobre todo porque no implica pérdidas económicas, es solamente la salud que va y viene.

Besos

Luciano dijo...

jes: Bienvenida de vuelta! Vos decís que la salud va y viene, lo que importa es el dinero? :P

La Incondicional dijo...

Raro ver en la foto que quedara tanto humo en la ciudad; creí habérmelo tragado todo yo solita.

Luciano dijo...

la incondicional: Y mirá que todos ayudamos, eh? Pero ni así...

Ivanius dijo...

Sonreír en la calle. Parece una excelente idea... que también sería necesario contagiar en esta otra ciudad (México, D.F.) llena de smog y otros nubarrones. Me uno a la idea.

Luciano dijo...

ivanius: Podríamos hacer una campaña y pegar carteles por la calle que digan "Por qué está caminando tan serio?"
De todas maneras, en la semana del humo la respuesta de la gente iba a ser muy obvia y monótona.

Flor dijo...

En Rosario también hubo humo.
A lo mejor estuviste acá y nunca te enteraste, se veía todo tan igual que tal vez pensaste que era Capital ¿quién te dice?

(Eso fue solo para recordarte que no conocés mi ciudad, y vale la pena).

Besos para usted señor en el extranjero.

Luciano dijo...

flor: Se ve que algún viento sopló para aquel lado también...

Es cierto que no conozco Rosario. Voy a laburar para solucionar eso antes de fin de año.

Saludos!

El Guz dijo...

Qué, el humo no es porque la gente sale a fumar fuera de las oficinas y bares??

Lulet dijo...

Triste. Mooooooy triste.

Salud!

hablar por hablar dijo...

el humo fue hermandad y tema de conversacion.
tu viaje a eeuu, no tanto.