sábado, 14 de abril de 2007

Ver la Mona Lisa


Sí, lo saben todos; te vas hasta la pirámide de cristal, bajás, hacés la cola para pagar la entrada, te mandás al ala Denon, sala 6 y ahí está el cuadro de la mina esa. Big deal! Lo vimos cientos de veces fotografiado en libros, revistas, en la tele. Nada de ese cuadro puede sorprendernos, lo conocemos de memoria. Sí, vinimos hasta París, no podemos perdernos la oportunidad de ver la pintura más famosa de Leonardo; con 2 minutos alcanzará como para decir que la vimos, para cuando los parientes y amigos pregunten.

Con esa idea en la cabeza, y batallando el intenso cansancio de museo que produce el Louvre (observando obra de arte tras obra de arte en esos cargadísimos pasillos), tuve la oportunidad de enfrentarme con esta pintura, un ícono, si se le puede decir así. Para todo aquél que tenga una idea aunque sea remotamente similar a lo que pensaba yo, reconsidérelo. Al menos yo estaba equivocado.

Ingresé a la sala 6, había bastante gente; no sorpenderá a nadie saber que es una de las salas más populares del museo. De lejos distinguí la pintura; está detrás de un vidrio antibalas en el centro de la sala. Me fui acercando lentamente para obtener una impresión lo más certera posible del cuadro que más veces había visto en mi vida.

Y sí, cuando finalmente lo enfrenté, mi orgullo se hizo añicos. Para empezar, y disculpen que no lo sepa explicar muy bien con palabras, es
medio 3D; los pómulos de la mina sobresalen del cuadro, mientras que otras partes se hunden, dando la sensación de volumen. Visualmente, al igual que todas las demás pinturas del mundo, la Mona Lisa también gana, es más rica, está mucho más viva. Te ponés a pensar que fue pintada en el siglo XVI, y las peripecias que atravesó hasta llegar a ese lugar, y es realmente milagroso que todavía la podamos apreciar.

Pero hay algo más. Al enfrentarla, al mirarla a los ojos, sentí como una mezcla de angustia y felicidad que no podría explicar. De repente sentí el impulso incontrolable de ponerme a llorar, y no podría explicarles el porqué. Estuve más de media hora mirándola y cada vez que apartaba mi mirada para irme, quería mirarla un poco más.

Creí haber encontrado un nuevo fenómeno de museos, aunque pregunté a otra gente y a nadie le había sucedido. Es entonces cuando una ex-compañera del laburo me refirió al siguiente artículo de Wikipedia: Síndrome de Stendhal. Aparentemente, es una enfermedad psicosomática que el individuo experimenta al estar expuesto a una sobredosis de belleza artística. Me pareció muy interesante el concepto, y si bien no estoy seguro de haber sufrido
exactamente esto, al menos me sirvió para enterarme de que hay gente que sufre peores cosas que yo :P.

Algunos otros, quizás,
little known facts (si es que hay algo que puede ser poco conocido!) de esta obra de arte:
  • Si bien el vidrio antibalas puede parecer una protección natural para una obra de este calibre, fue agregado luego de que un hombre le arrojara una piedra (!). Puede alguien estar tan enfermo?
  • Sacarle fotografías está prohibido, y hay una gran cantidad de guardias de seguridad destinados a cuidar de esta medida. Así y todo, la gente le saca fotos con flash y todo (y eso me dio mucha bronca también). Chequeen por ejemplo flickr para una prueba de esto.
  • El cuadro a la mayoría le parece chico: mide solamente 77 x 53 cms. A mí me pareció normal :P
  • Se estima qye le llevó a Leonardo unos 4 años terminarla.
Bueno, no los voy a aburrir con data que está por todos lados en la web; les dejo los links a los artículos en Wikipedia en Español, en Inglés, y a la página Mona Lisa Manía, que está muy buena.

21 comentarios:

Luciano dijo...

Sí, vayan a verla, si andan aunque sea remotamente cerca (como en el mismo planeta, o algo así :P). Fuera de los clichés, Códigos Da Vinci y demases, qué les causa esta pintura, si es que les causa algo?

una galletita dijo...

Lamentablemente no me causó nada especial cuando la ví mas que cierta vaga admiración.

C,


sufro de fridigez del síndrome de Stendhal.

Rosario dijo...

Yo no sentí nada al verla, más que pensar que había obras de arte renacentistas en el Louvre mucho más ricas -a mi raquítico entender artístico- que la "Mona Lisa". El cuadro no sólo me pareció -como a muchos- "chico", sino que la mina es horrible, inexpresiva, más allá de lo que muchos digan y sientan al verla, yo avalo la teoría de que es el mismísimo Leonardo travestido.
Por otro lado, no me pareció "enfermo" el tipo que le tiró la piedra, en algún momento yo también me imaginé pisoteándola. Es un sentimiento entendible si te ponés a pensar que es una de las pinturas más famosas de la historia -para no decir, LA más famosa-, que la viste en todos lados, se la usó hasta ícono Pop y..cuando la tenés ahí, es una pintura más, como las miles que hay en el museo. Es una mezcla de bronca y decepción...
Yo pienso que cierta gente se sugestiona al verla, es como si vieras a Los Beatles en vivo, o algo así y empiezan a flashear cosas como el síndrome ese que mencionás...
Eso es todo, saludox! Silla! :P

Luciano dijo...

galletita frígida: Entonces es una persona sana, no? No es bueno no sufrir un síndrome?

rosario: Jajaja menos mal que no la pisoteaste... Concuerdo con vos, muy probablemente lo que uno siente no está exento de la historia que uno mentalmente se hace de la obra en sí (y de hecho el ejemplo de los Beatles me parece fabuloso).

Che y nadie flasheó aunque sea con alguna otra cosa? Quiero más Stendhálicos! :P

Hernán dijo...

Upa, cuánto lujo che... Y yo con pantuflas, qué papelón!

Yo sufro del Síndrome de Nopuedo, pues nunca tuve la chance de ir (por ahora).
Algun día! Y me van a echar del Louvre por sacarle una foto y olvidarme de apagarle el flash. Por cierto, se le puede sacar sin flash? Si la respuesta es no, por qué? Le saca el alma? O es para que no digan que la pintura está "re gastada" si uno la distribuye por todos lados?

Luciano dijo...

hernán: En realidad no te dejan filmar tampoco, lo que tal vez sea un exceso... Respecto a la cámara, cómo hacen para confiar en que tenés el flash desactivado? Quizás lo prohíben por las dudas...

***CaRo*** dijo...

¿Está triste o contenta al final? :-D

Luciano dijo...

caro: Lo más ajustado que puedo contestar a eso, es un estudio que una computadora de la Universidad de Amsterdam hizo de la pintura (?). Pego un cachito sacado de la página de la BBC:

The painting was analysed by a University of Amsterdam computer using "emotion recognition" software.

It concluded that the subject was 83% happy, 9% disgusted, 6% fearful and 2% angry, New Scientist magazine was told

Y yo concuerdo, para mí tiene una serena sonrisa. Y la sensación que me produce, sin lugar a dudas es MATERNAL.

***CaRo*** dijo...

How nice...

sibila dijo...

la primera vez que la ví, tenía trece años. entonces, no había vidrio de por medio. quedé sorprendida. recuerdo haber pasado un largo rato frente a ella.
la segunda vez, ya adulta, volví a pasar el mismo rato mirándola.
descubrí,entonces, que he perdido la inocencia.

Luciano dijo...

caro: Indeed.
sibila: Muy lindo su comentario. Me hubiera encantado verla sin vidrio y aunque sea imaginar su aroma (del cuadro, no de la señora). Ya le contaré de mi segunda vez cuando ocurra. Un beso.

***CaRo*** dijo...

¿Por qué será que la asociás con lo maternal?

Luciano dijo...

caro: No sé, creo que se parece un poco a mi vieja :P Al menos en la mirada.

C dijo...

http://www.chocolate-fish.net/albums/Brazil/Brasilia-Cathedral-inside-3.jpg

Eso me hace llorar!

Luciano dijo...

c: Y a quien no... Es Stendhálica de iglesia! :P

Gioconda dijo...

Me enamoré de tu blog apenas vi a la Mona Lisa.

Está de más decir que me encanta.

Admiro a Da Vinci y a la Mona en particular.

Quedó como que admiro a la mona gimenez jajaja

pero NOSE CONFUNDAN :P

Buen blog!

Saludos!

Luciano dijo...

gioconda: Sí, la verdad que queda muy linda colgada acá en el blog; también me encantaría tenerla en la pared de mi casa...
Gracias por pasar y espero que vuelvas! Saludos!

Baterflai dijo...

Oh!
Estuve a un par de centanas de metros de ella, pero la enormidad del museo me amedrentó (y el precio de la entrada también, yo rata parando de arriba en lo de unos amigos), pero como puedo volver el año que viene, lo dejo para abono y caminata larga.
Espero no sufrir sobredosis de museo!
Con El Prado me pasó, un cuadro de un santo más y me ponía a gritar. Gran parte de la pintura española es pintura religiosa, y la verdad, cansa un poco.

Pero la Gioconda es algo que merece tiempo y en lo posible, poco amontonamiento. Las fotos en Flickr de la multitud abalanzada casi sobre el cuadro dan ganas de salir corriendo.

Luciano dijo...

baterflai: La entrada no es taaan cara, creo recordar que sale 8 Euros (u 8,50); hay bastante gente pero se puede ver bien, y el cansancio sí es insoportable. Tenga cuidado! Si puede vaya 2 o 3 días.

Saludos :)

PRINCESA DE LA LOCURA dijo...

Jajaja...

Yo no se si veria explicitamente ese cuadro, pero si seguro muero con conocer el museo del Louvre.
Antes de viajar a México, yo iba a tener destino España, y ahi tenia pensado visitar un monton de museos, entre ellos este.

De todos modos, haber conocido la casa de Frida Kahlo me provocó lo que a vos el cuadro de Lisa.
En realidad estar en la casa donde ella vivió me produjo sensaciones de tristeza y emoción.


Que lindo que hayas conocido uno de mis museos preferidos!!!!



Saluditos!!!

Luciano dijo...

princesa de la locura: Ya tendrás otra oportunidad de ir ;) Espero que sea pronto. Muy buenas sus fotos de MX!

Un beso